Diésel o gasolina: ¿cuál debería comprar?

Elegir un coche diésel o gasolina no es fácil y debes tener en cuenta diferentes factores. En esta guía encontrarás las ventajas y desventajas de cada uno, lo que te ayudará a tomar una decisión correcta.

Cazoo Editorial Team Byline Icon

Por el equipo editorial de Cazoo

27 de junio de 2022

¿Diésel o gasolina? Elegir el tipo de coche de segunda mano que más se adapta a tus necesidades no es una tarea sencilla, especialmente cuando existen tantas variables que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión. Por ejemplo, cuántos kilómetros vas a realizar al año, qué tipo de conducción haces o cuáles son los costes que estás dispuesto a asumir por utilizar tu coche cada día.

Un mismo coche diésel o gasolina es muy diferente, tanto a nivel de comportamiento como en prestaciones y consumo. También afecta al mantenimiento e incluso puede repercutir en tu economía, ya que deberás pagar más por uno que por otro. Hemos elaborado una práctica guía con la que conocerás cuáles son las principales diferencias entre el combustible diésel y gasolina, lo que te va a facilitar poder elegir tu próximo coche y, sobre todo, acertar en la decisión de compra.

Ventajas de los coches gasolina

Existen muchos tipos de coches de gasolina: manuales o automáticos, tracción delantera o a las cuatro ruedas, turbo o aspirados, etc. Pero todos tienen en común las ventajas de los coches de gasolina frente a los motores diésel que son un factor decisivo a la hora de elegir un vehículo u otro:

Mejor rendimiento

En términos de prestaciones, una de las principales diferencias entre diésel y gasolina es que los vehículos con motor de gasolina, a igualdad de características técnicas, ofrecen más potencia, lo que se traduce en una mayor aceleración, un comportamiento más ágil y una mejor respuesta a los cambios en el acelerador.

Más silenciosos

Por su propio funcionamiento, combustión por chispa en lugar de por compresión, un coche de gasolina es más silencioso, tanto a ralentí como en funcionamiento. Esto tiene un efecto muy positivo en el confort de marcha, reduciendo los niveles de ruido que acceden al interior y haciendo más cómodos tus viajes y desplazamientos diarios.

Mantenimiento más económico

El mantenimiento de un coche de gasolina es más económico porque también es más sencillo. Aunque los componentes básicos de un motor de combustión, como el aceite, los filtros, correas y líquidos son comunes independientemente del tipo de combustible empleado; los coches de gasolina tienen menos componentes que necesitan ser revisados, lo que simplifica el mantenimiento, reduce el número de repuestos empleados y limita las horas de trabajo. ¿El resultado? Una factura más económica.

Ideales para viajes cortos

También por su propia configuración mecánica, un coche de gasolina es más eficiente en viajes cortos. Los tiempos de calentamiento son inferiores, lo que permite alcanzar rápidamente la temperatura de trabajo óptima, mejorando la eficiencia en el consumo de combustible.

Menos partículas contaminantes

Los coches de gasolina emiten menos partículas contaminantes. Estas emisiones son diferentes al dióxido de carbono (CO2) y no se encuentran presentes en los gases de combustión de un motor de gasolina, por lo que no contribuye a empeorar la calidad del aire en las ciudades.

Desventajas de los coches gasolina

El coste de la gasolina es mayor

Los coches de gasolina también tienen desventajas y una de las principales es que el coste del litro de gasolina es superior al del diésel. Por tanto, llenar un depósito de combustible con la misma cantidad de litros saldrá algo más caro en un coche de gasolina que en uno diésel.

Emiten más CO2

A pesar de que generan menos partículas contaminantes, los coches de gasolina registran unos mayores niveles de CO2. El dióxido de carbono es responsable del cambio climático, y es perjudicial para el medio ambiente y para la salud de las personas.

No son tan eficientes en viajes largos

Su mayor consumo de combustible y el coste del litro de gasolina hacen que los vehículos con motor de gasolina sean menos eficientes en viajes largos. En términos monetarios, hacer el mismo trayecto con un coche de gasolina y con uno diésel será más caro en el primero.

Ventajas de los coches diésel

En la batalla entre diésel o gasolina, el gasoil también tiene mucho que decir. Las ventajas del diésel son varias, tantas como las desventajas, y es una opción factible para muchos conductores que, por sus necesidades y estilo de conducción, encuentran en los coches diésel un vehículo ideal.

El precio del diésel es menor

La primera de las diferencias entre el diésel y la gasolina es que el precio del litro de gasóleo es inferior al de la gasolina. En un coche diésel podrás llenar el depósito por menos dinero que en uno de gasolina y, al mismo tiempo, disponer de un consumo inferior y una mayor autonomía.

Ofrecen un mayor par motor

Por sus características, los coches diésel ofrecen más par motor. Esto es una ventaja a la hora de conducir a bajas revoluciones, en recuperaciones, o cuando hagas un adelantamiento o una incorporación a autopista. El par también te permite remolcar mejor una caravana sin necesidad de exprimir el motor de tu coche, además de no disparar el consumo de combustible.

Emiten menos CO2

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) son inferiores en los coches diésel, permitiendo así que su repercusión en el cambio climático sea menor que la de los coches de gasolina.

Son ideales para viajes largos

Otra de las ventajas de los coches de gasoil es que son más apropiados para viajes largos. Su consumo de combustible es inferior, ofrecen más par motor y el coste del litro de diésel es más bajo que el de la gasolina. Dispones de una mayor autonomía entre repostajes y cualquier desplazamiento es más económico. Además, los coches diésel son perfectos si recorres más de 25.000/30.000 kilómetros anuales.

Desventajas de los coches diésel

Tienen un menor rendimiento en términos de potencia

A pesar de la cilindrada y la sobrealimentación, los coches diésel tienen menos potencia (CV) que los de gasolina a igualdad de características técnicas. Es una de las desventajas del gasóleo como combustible, aunque lo compensa con un mayor par motor.

Son más ruidosos en funcionamiento

Tanto en circulación como a ralentí, una de las desventajas de un coche diésel es que es más ruidoso que uno de gasolina. Los niveles de sonido son superiores, lo que podría acabar afectando con el paso de los años y el kilometraje al confort de los viajes, generando vibraciones y ruidos molestos en el habitáculo.

Empobrecen la calidad del aire

A pesar de emitir menos CO2, los motores diésel generan otras partículas contaminantes perjudiciales tanto para la salud como para la calidad del aire en las ciudades. Por ese motivo, los fabricantes implementan medidas anticontaminación en estos motores como la válvula de recirculación de gases de escape (EGR), el filtro de partículas o el catalizador SCR.

Mayores costes de mantenimiento

Por todas estas medidas tecnológicas para reducir sus emisiones y por la complejidad de su mecánica, un coche diésel tiene unos mayores costes de mantenimiento. Este tipo de vehículos también son ligeramente más caros de comprar y pueden pagar más en el impuesto de circulación.

¿Qué es mejor, diésel o gasolina?

Comprar un coche diésel o gasolina es una elección complicada. En esta guía te hemos explicado cuáles son las principales ventajas y desventajas de cada tipo de combustible, lo que te ayudará a tomar la decisión de escoger un diésel o gasolina en base a tus necesidades. Es importante evaluar cuáles son estas necesidades y, conociendo las diferencias entre diésel y gasolina, tomar una decisión correcta.

Para elegir un coche diésel o gasolina debes tener en cuenta aspectos como el kilometraje anual, los costes de mantenimiento, el tipo de conducción que vas a realizar, si tienes remolque o caravana, el confort de marcha y tu presupuesto. En base a esta información, podrás comprar el coche diésel o gasolina que más se adapte a tu estilo de vida.

No olvides tampoco las posibles restricciones de acceso y movilidad vigentes en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, que pueden afectarte en base a la etiqueta ambiental en la que esté categorizado tu coche diésel o gasolina.

En Cazoo encontrarás una amplia selección de coches de segunda mano diésel o gasolina revisados y reacondicionados, con el mejor precio para comprar o financiar.

Encuentra tu próximo coche

Ver coches